Blog de ISEP

Copy of Vacuna contra el COVID-19: Estrés y ansiedad

Copy of Vacuna contra el COVID-19: Estrés y ansiedad

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia mundial al nuevo SARS-CoV-2), una de las más grandes preocupaciones, además de lo económico, ha sido si el COVID-19 tiene cura o tratamiento que garantice la óptima recuperación de quienes contraen esta enfermedad. Situación que ha generado estrés y ansiedad en la sociedad.

Después de meses viviendo en el confinamiento, se han publicado las primeras noticias sobre la existencia de una vacuna contra el COVID-19, generando grandes dudas entre los ciudadanos: que si es efectiva, si tiene efectos secundarios, el precio, cuándo llega a los diferentes países del mundo. Y estar pensando en este tema, nos genera, entre otras cosas, estrés, ansiedad e incluso cansancio.

Rusia fue uno de los primeros países en dar a conocer el descubrimiento de una vacuna, desde el Kremlin informaron que: “Ha sido producida la primera partida de la vacuna elaborada por el Centro de Microbiología y Epidemiología Gamaleya del Ministerio de Sanidad de Rusia”, que bien la OMS señaló que esta debería seguir en los trámites de pre calificación y revisión que marca el organismo.

Por otro lado, México y Argentina trabajan de la mano para producir la vacuna contra el COVID-19, desarrollada por el laboratorio AstraZeneca en colaboración con la Universidad Británica de Oxford. Se especula que el precio de ésta rondará por los 3 o 4 dólares (90 pesos mexicanos).

De acuerdo con la OMS, existen 29 proyectos de vacunas contra el COVID-19 en etapa de estudio clínico, donde solo seis están en la fase 3, que es donde se comienza a probar y experimentar en cierto número de persona, es decir, se realizan ensayos clínicos. Entre estos seis proyectos se encuentra la del laboratorio AstraZeneca, en la que participan México y Argentina.

¿Cómo combatir el estrés y la ansiedad que produce la información sobre la vacuna contra el COVID-19?

Principalmente, tenemos que mantener la calma, procesar la información y mantener una actitud positiva. Si nos cuidamos siguiendo los protocolos de salud, reduce el riesgo de contagiarnos, y si estamos fuera de peligro, nuestra preocupación por la vacuna contra el COVID-19 pasa a un segundo plano.

Es importante documentarnos de fuentes oficiales, esto evitará caer en las noticias falsas y por consiguiente que se altere nuestro estado anímico.

Aunque es bueno estar en contacto con la información, tampoco hay que excedernos ante el constante bombardeo de mensajes, es mejor distraer nuestros pensamientos en otras actividades, y darnos nuestros descansos de las diferentes plataformas informativas para no saturarnos de información, que a veces resulta innecesaria.

Por: Mariana Ortiz

Avatar de Marc Gaja

Acerca del autor:

Marc Gaja

Ver todas las entradas por Marc Gaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR