Blog de ISEP

Las alucinaciones audio-verbales

La experiencia de escuchar voces en ausencia de un estímulo externo apropiado, formalmente llamado alucinación audio-verbal, es encontrada en un amplio espectro de diagnósticos psiquiátricos que abarca desde la esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno de estrés postraumático como también en población no psiquiátrica (LarØi et al., 2012).

Causas de las alucinaciones audio verbales

En un intento por comprender las causas de las alucinaciones audio verbales, los investigadores han explorado la experiencia desde múltiples niveles, incluyendo el neurológico, cognitivo o el sociológico (McCarthy-Jones, 2012). Se ha desarrollado un movimiento al margen de entender las alucinaciones audio verbales (AAV) con un significado necesariamente patológico al considerar que el fenómeno de oír voces puede formar parte de una experiencia normal (Johns & van Os, 2001).

Las alucinaciones audio-verbales: la implicación del lenguaje

Una de las teorías cognitivas más populares de las alucinaciones audio verbales propone que muchas de estas AAV son el resultado de eventos internos cognitivos tales como el discurso interno o inner speech, siendo equivocadamente atribuido a una fuente externa o extraña (Waters et al., 2012a).

Varios modelos han sugerido que las alucinaciones audio verbales puede ser debido a un déficit específico en la monitorización de la acción propia, conocida como self-monitoring (Frith, 1992), y/o debido a un sesgo al etiquetar eventos mentales internos como externos producidos bajo condiciones de ambigüedad, conocidos como sesgos de monitorización en la realidad o bias in reality monitorig (Bentall and Slade, 1985).

Los modelos de alucinaciones audio visuales que sugieren déficits en self-monitoring o en reality monitoring, resultado de la atribución errónea del lenguaje interno (inner speech) a una fuente externa o extraña, parecen ser respaldados por estudios que han usado Estimulación Transcraneal Magnética (TMS para sus siglas en inglés).

La autoría de las alucinaciones audio verbales: ¿Fui yo?

 Frith y sus colegas (por ej., Frith, Blakemore, Wolpert, 2000) han desarrollado un interesante modelo de las experiencias pasivas, tales como los delirios de control, encontrados en la esquizofrenia. Este modelo atribuye tales experiencias a los déficits en una acción del propuesto sistema de autocontrol neurocognitivo (NASS para sus siglas en inglés) basado en el forward model de Miall y Wolpert (1995), y ha tenido sus predicciones apoyada por la investigación empírica (por ejemplo, Blakemore, Wolpert, Frith, 1998).

En primer lugar, se crea una representación de qué comando motor es necesario para lograr un objetivo particular, basado en el estado actual estimado del sistema y el estado final deseado. El comando motor necesario para lograr este objetivo es entonces emitido.

De forma paralela también se genera una copia de la referencia del comando motor, usada por el cerebro, junto con el conocimiento del estado actual del sistema, para crear una predicción de lo que sucederá si se ejecuta este plan motor. Se propone que, si el feedback sensorial real coincide con el estado pronosticado, entonces la conciencia de la iniciación del movimiento permanecerá en base a dicho estado.

Esta conciencia de la ejecución del movimiento motor está por lo tanto basada en el estado pronosticado, el cual está disponible antes de que el movimiento sea llevado a cabo. Esto se traduce en que los individuos son conscientes de la ocurrencia de su acción motora alrededor de 50 a 100 ms antes de su ejecución (Haggard, Newman, Magno, 1999; Libet, Gleason, Wright, perla, 1983).

El conocimiento de la acción motora (aunque no de la propia autoría) se produce en el momento de generar el estado pronosticado que precede temporalmente el rendimiento real de la acción.

Si el movimiento real no coincide con el movimiento pronosticado, debido por ejemplo a un defectuoso estado del mecanismo de pronóstico, entonces las señales de la retroalimentación sensorial pronosticada y retroalimentación real, no se cancelarán mutuamente.

El mecanismo a través del cual llegamos a experimentar una acción realizada por nosotros mismos ha sido detallado por Frith (2002). Frith afirma que obtenemos la conciencia de autoría del movimiento antes de haber hecho la comparación entre la retroalimentación sensorial pronosticada y la real. Para argumentar esto, Frith se apoya en el trabajo de Wegner y de Wheatley (1999) mostrando que la contigüidad temporal de una idea de qué va a pasar (por ej., escuchar la palabra ‘cisne’) seguido por lo que en ese momento sucede (por ejemplo, encontrando que tu mano se movió apuntando a un cisne) causa la emoción de la propia autoría. Wegner (2002) lo llama ”causalidad mental aparente”. Frith aplica esto al modelo forward por lo que sugiere que la ”emoción” (Wegner, 2002) de la propia autoría se crea cuando la conciencia de una acción a punto de ocurrir, basada en el estado pronosticado (disponibles 50 – 100 ms antes de que nos movemos como se ha hemos comentado líneas arriba), es seguida rápidamente por la acción real.

Si el mecanismo del estado pronosticado está funcionando mal, ya sea a través de la copia de información de referencia no alcanzada, o debido a algún otro fallo, entonces en primer lugar, el mecanismo de Wegner de la causalidad mental aparente no puede trabajar, lo que significa que el individuo no siente la emoción de autoría, aunque la acción sea iniciativa propia. En segundo lugar, el alto nivel de activación de la corteza parietal (debido al fallo de cancelación del feedback pronosticado y real) es la misma como si el movimiento fuera pasivo (es decir, causado por otra persona). Esto da al evento la misma ‘sensación’ de una acción pasiva o externamente ejecutada, y, por lo tanto, el sujeto siente como si alguien hubiera causado la acción.

Avatar de rafael bueno

Acerca del autor:

rafael bueno

Ver todas las entradas por rafael bueno

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR